RWC 2019

Se retiró un emblema, Legui le dijo adiós a Los Pumas

Se retiró un emblema, Legui le dijo adiós a Los Pumas

Juan Manuel Leguizamón fue titular luego de 22 meses en el seleccionado argentino en su partido despedida ante los Estados Unidos. En el último encuentro de su carrera en Los Pumas, el santiagüeño contó cuáles fueron sus sensaciones tras jugar 87 partidos con la camiseta del seleccionado nacional y sus compañeros hablaron sobre él.

Se plantó delante del grupo y apenas se supo la formación unos días antes del encuentro frente a los Estados Unidos, les dijo: “Después de este partido no jugaré más en Los Pumas, lo tengo decidido”. “Mañana será mi último partido, en Los Pumas por lo menos…”, había dicho en la conferencia de prensa del Captain´s Run, visiblemente emocionado.

¿Sorpresas? ¿Tiempos de renovación? ¿Cansancio? ¿Fin de un ciclo?  Todo eso seguramente pasó por la cabeza en la decisión final que tomó y en el balance que hizo, uno de los jugadores emblemas que tuvieron Los Pumas en los últimos 15 años. 

Está claro que para el próximo proceso de cuatro años que vivirá la Argentina luego de este fracaso mundial, Ledesma hará una renovación en el equipo y el tercera línea, siempre dispuesto a colaborar con el grupo, dio un paso adelante al tomar esa decisión –sólo en el seleccionado, por ahora– para hacer más fácil su salida”.   

Cuando se le consultó por las últimas semanas, Legui señaló: “Estos últimos días fueron difíciles y con sensaciones encontradas para mí; de todas formas, traté de enfocarme en el presente. Hoy necesitábamos hacer un gran partido e irnos más contentos, con una sonrisa, dejar todo y abrazarnos dentro de la cancha, ese era el objetivo”. Y agregó: “Soy un afortunado de haber vivido tantas cosas con Los Pumas en estos 15 años, soy un agradecido por eso y necesitábamos dejar este Mundial -que no terminó como queríamos- con un gran partido y pudiendo plasmar en la cancha nuestro sistema de juego que no funcionó en los encuentros anteriores”.


SU EXTENSA CARRERA EN NÚMEROS

Con 36 años, Juan Manuel Leguizamón pasó por varios clubes para llegar a su final de ciclo en Los Pumas. Arrancó en Santiago Lawn Tennis Club (2003-2004) y luego llegó al rugby de Buenos Aires, donde integró el San Isidro Club (2004-2005). Su primera experiencia en Europa fue en London Irish (RFU) (2005-2008), para luego jugar en Stade Français (FFR) (2008-2011) y Lyon Olympique (FFR) (2011-2015). Participó en los Pampas XV entre 2013 y 2015, para finalmente jugar en la franquicia argentina, Jaguares, desde 2016 a 2019.

En Los Pumas, Legui jugó su primer partido en el año 2005 –es el Puma n° 642- con un try frente a Japón, para ganar por 68 a 36. Su último cotejo también fue en Japón, en el Mundial y ante Estados Unidos. Con 87 caps igualó la marca de Felipe Contepomi y es el segundo jugador con más presencias de la historia. Superó la línea de Lisandro Arbizu y Rolando Martin, y quedó detrás de Agustín Creevy, el Puma con más presencias, 89.

Las temporadas de los años 2007 y 2016 fueron las que más jugó con la camiseta del seleccionado, ya que en ambas completó 10 tests. En cuanto a los tries que apoyó, fueron trece, y se dio el gusto de marcarle a las tres potencias del sur y a tres equipos del Seis Naciones. El detalle de las 13 conquistas fue el siguiente: logró dos tries ante Nueva Zelanda, Sudáfrica y Namibia, y uno frente a Australia, Inglaterra, Irlanda, Escocia, Japón, Rumania y Chile. El año 2013 fue el mejor de Leguizamón con la camiseta nacional. Fue la temporada en la cual anotó más tries (tres) -ante Sudáfrica, Nueva Zelanda y Australia- y en la que fue titular las nueve veces que integró el equipo.

Participó de cuatro mundiales (2007, 2011, 2015 y 2019), en los que jugó 15 partidos. Junto a Agustín Creevy quedó en el quinto lugar entre los que más jugaron en Rugby World Cup. Jugó seis veces en 2007: cinco en 2011, tres en 2015 y una en 2019. Es el único jugador de Los Pumas que participó en dos instancias decisivas en Copas del Mundo. En el año 2007 obtuvo la medalla de bronce al derrotar a Francia en el partido por el tercer puesto y en el 2015 fue cuarto, luego de caer ante Sudáfrica. Con la camiseta nacional logró 24 victorias y fue capitán en tres ocasiones: ante Inglaterra, Italia e Irlanda en la ventana internacional de noviembre de 2013.

En Jaguares, Leguizamón debutó el 19 de marzo de 2016, en el cotejo que por la 4° fecha la franquicia argentina cayó ante Chiefs (30-26) en el estadio José Amalfitani. Fue el jugador número 29 de la franquicia y completó 32 encuentros en los cuatro años que disputó en el Super Rugby. El detalle de los partidos jugados fue: 9 en 2016, 2018 y 2019, y 5 en 2017. El santiagueño hizo un sólo try con la camiseta de Jaguares. Fue por la 15° fecha del año 2016, en Buenos Aires (29-11 ante Bulls). Fue titular por segunda vez en esa temporada y completó los 80 minutos en la cancha. Su último partido fue en la final del Super Rugby, cuando en Christchurch, Jaguares cayó ante Crusaders por 19 a 3. Leguizamón jugó los últimos 11 minutos al ingresar por Javier Ortega Desio. Se dio el gusto de enfrentar a casi todas las franquicias del Super Rugby. De los rivales de Nueva Zelanda enfrentó a Chiefs, Hurricanes, Crusaders y Highlanders (nunca jugó ante Blues). En Sudáfrica se midió ante Lions, Stormers, Bulls, Sharks y Southern Kings (no lo hizo ante Cheetahs). Frente a Australia, los rivales fueron Western Force, Brumbies, Waratahs y Reds (nunca enfrentó a Rebels), y de Japón pudo jugar ante Sunwolves.


LA PALABRA DE SUS COMPAÑEROS Y DEL STAFF

Nicolás Sánchez señaló: “Queríamos regalarle un gran partido a él, tanto como el que nos debíamos en el grupo. A Legui, por lo que representó para nosotros, y al grupo porque nos debíamos un partido así en este torneo”. 

Juan Fernández Lobbe: “Como compañero o simplemente como persona, no puedo pensar en alguien mejor que él. Siempre puso al equipo por encima de todo. Por lo que hizo por este equipo y la camiseta, se merece lo mejor. Fue un placer para mí haber compartido el mismo puesto que Juan, así nos fuimos transformando en hermanos. Es de las cosas más lindas que me tocó vivir en este deporte, esto no tiene precio. Ojalá que todo jugador de rugby pueda tener a alguien como Legui a su lado”.

“Siempre dije que era fácil pasar de jugador a entrenador –continuó Corcho- si se decían las cosas de frente. Pero con Legui me costó, no fue fácil decirle a un tipo que se entrega al 100 por ciento que no va a jugar una y otra vez. Fue el único caso desde que soy entrenador que me costó mucho”.

Se fue Legui, un Puma que vivió intensamente cada minuto en la selección nacional y dejó todo por el grupo. Se fue un tipo querido y admirado por compañeros y entrenadores. Hoy se fue Legui y en el vestuario argentino quedará un vacío muy grande por ocupar, para el jugador y la persona que el mundo del rugby admiró.      




Fotógrafo: Gentileza Prensa UAR.

Fuente: Hernando De Cillia y Jorge Ciccodicola (enviados especiales a Japón).